Noticias

Nuevas directrices sobre tratamiento del dolor lumbar

Nuevas directrices sobre tratamiento del dolor lumbar

 

El American College of Physicians y la American Pain Society han emitido nuevas directrices para el tratamiento del dolor lumbar no específico, que afecta al 85% de los pacientes.

Según las nuevas directrices conjuntas emitidas por el American College of Physicians y la American Pain Society, los médicos de atención primaria no deberían ordenar rutinariamente imágenes de resonancia magnética (RM), escáneres por tomografía computerizada (TC) y otras pruebas de diagnóstico para los pacientes de dolor de espalda no específico (no asociado a un trauma)

El dolor en la parte baja de la espalda (lumbago) es la quinta razón más frecuente de consulta al médico en Estados Unidos, relación que también se da en Chile.

Está guía presenta la evidencia actualmente disponible para la evaluación y manejo para el dolor lumbar agudo y crónico, de cualquier duración, con o sin dolor extendido a las piernas en los servicios de atención primaria.

Las directrices, que fueron publicadas recientemente en "Annals of Internal Medicine", incluyen un método para guiar a los médicos de atención primaria y a otros profesionales de la salud para recolectar e interpretar información durante la primera consulta de un paciente. La fórmula los pondría en una de tres categorías generales:

• Dolor lumbar no específico, que afecta a cerca del 85% de los pacientes.
• Dolor de espalda potencialmente relacionado con afecciones de la columna, como estenosis, ciática o fractura de compresión vertebral.
• Dolor de espalda relacionado con otra causa específica, como el cáncer.

Según las nuevas guías, los médicos no deberían ordenar de manera rutinaria pruebas como RM, TC o radiografías para los pacientes que tienen dolor lumbar no específico. Dichas Pruebas como la RM o TAC deberían reservarse sólo para pacientes que tienen déficits neurológicos graves o progresivos, o en quienes se sospechen afecciones subyacentes, como infecciones o cáncer.

El panel de expertos que desarrolló las directrices también revisó evidencias sobre terapias farmacológicas y terapias no farmacológicas para el dolor lumbar agudo y crónico.

Aspirina® –especialmente su formulación Aspirina® Forte- tiene eficacia en el tratamiento del dolor dorsal y lumbar, por su doble acción como analgésico y antiinflamatorio.


Fuente: Diagnosis and Treatment of Low Back Pain: A Joint Clinical Practice Guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society.
Roger Chou, Amir Qaseem, Vincenza Snow, Donald Casey, J. Thomas Cross, Jr, Paul Shekelle, Douglas K. Owens for the Clinical Efficacy Assessment Subcommittee of the American College of Physicians and the American College of Physicians/American Pain Society Low Back Pain Guidelines Panel. Annals of Internal Medicine 2007;147:478-491

 

Volver a Índice de Noticias